Desde hace años, el ocio educativo ha experimentado un cambio sustancial que lo ha llevado a una especialización de sus actividades en los diferentes ámbitos (casales, extraescolares, colonias…). Debido a esto, a menudo se ha perdido la esencia del ocio educativo en el que el objetivo principal no sólo era el divertimento de los niños, sino también la enseñanza de valores para una buena convivencia.

Este último punto se ha acentuado sobre todo en el ocio del tiempo del mediodia, el cual ha quedado abandonado y se ha visto abocado a una rutina constante con la falta de programación de actividades y, en resumen, de ocio educativo propiamente dicho, resultando a menudo en una conflictividad entre los niños.

Actualmente, las empresas de ocio que llevan los servicios de comedores en los centros educativos, se limitan a ayudar a los niños a adquirir los hábitos higiénicos y alimentarios, lo cual es importante, sí, pero a menudo olvidan los ratos de recreo, que no son menos importantes. En estos, los niños se relacionan fuera del orden preestablecido del aula y, sin una buena dinamización por parte del equipo de educadores / as de ocio educativo, a menudo surgen malentendidos y problemas de convivencia. Muchas veces, muchos niños y niñas, no encuentran su espacio dentro del patio y frecuentemente se sienten solos, aburridos…

Escola Saludable, entidad dedicada al ocio educativo, apuesta por el «juego» como herramienta para aproximar al niño a la experimentación, al protagonismo de lo que hace, al divertimiento . Por eso, pensamos que un buen equipo de educadores/as y una dinamización constante de los niños, no sólo hacen que los niños lo pasen bien, sino que también reducen considerablemente los conflictos de relación entre ellos. La presencia perseverante de los educadores/as, así como la propuesta de juegos y actividades, hace que los niños y niñas centren la atención en lo que hacen, estén atendidos en todo momento, y al mismo tiempo, trabajen la cooperación, la solidaridad y otros valores inmersos en la filosofía y objetivos de los juegos desarrollados.

Por todas estas razones, presentamos el proyecto «de educadores/as de patio», el cual quiere ofrecer a los AMPA y a los centros educativos, un servicio de calidad para los ratos de mediodía que englobe divertimento para los niños, desarrollo de valores y reducción de los conflictos de convivencia. De este modo, continuamos con el objetivo de dar a los niños un bienestar 360º, es decir, cuidando cada detalle de su entorno, desde el primer minuto hasta el último, buscando su felicidad y crecimiento personal.